April 13, 2024

La industria financiera en Argentina se encuentra inmersa en una emocionante transición digital. Históricamente la banca operaba mediante canales analógicos y físicos. En la actualidad, cada vez más se está transicionando hacia canales digitales, convirtiéndose en el core de su negocio.
En este sentido, la tecnología bancaria se vuelve crucial para que las entidades financieras puedan ya no solo innovar, sino atender el “business as usual” de su negocio, que ya es mayormente digital. Esto ha producido un cambio de mindset en donde los bancos buscan participar de los nuevos ecosistemas digitales para capturar el valor futuro que sus clientes están demandando en el corto y mediano plazo.
Recientemente el Banco Central habilitó una función -antes sólo ofrecida por las billeteras digitales- a los bancos tradicionales que permite a sus clientes fondear las cuentas sin salir de la aplicación bancaria, ingresando así dinero a través de una operación de débito inmediato (debin). Los usuarios tendrán la opción de vincular otras cuentas propias, ya sean de otras entidades financieras (CBU) o de una billetera virtual (CVU), para movilizar el dinero entre sí o realizar un pago a un comercio escaneando un código QR. Esta resolución da cuenta de los avances que se registran con el objetivo de incrementar la interoperabilidad.
Además, los pagos digitales no paran de crecer en el país. La adopción de billeteras electrónicas y el uso de códigos QR para realizar pagos simplificaron las transacciones, reduciendo la necesidad de efectivo y fomentando la inclusión financiera. De hecho, el informe Mensual de Pagos Minoristas publicado por el Banco Central aseguró que en abril de 2023 los pagos realizados con celulares a través de código QR o de terminales de cobro POS, superaron -por primera vez- a los realizados con tarjetas de débito en casi un 3%, alcanzando un total de +198 millones de pesos.
Pero, aunque la innovación de la banca sigue creciendo, se enfrenta a un reto importante en cuanto a costos elevados tanto monetarios como de tiempos y riesgos al buscar migrar su tecnología a un core digital. Una de las tecnologías que les permite a las entidades financieras la creación de estos nuevos servicios financieros son las soluciones basadas en blockchain y la tokenización de activos, al resultar más costo-eficientes y rápidas de ejecutar.
Según Statista, los ingresos globales de la tecnología blockchain experimentarán un crecimiento masivo. Se espera que el mercado alcance más de 39 mil millones de dólares para el año 2025. Es el sector bancario uno de los primeros y que más invirtió en blockchain, con alrededor del 30 por ciento del valor de mercado de esta tecnología concentrado en este campo.
“Las entidades financieras han encontrado muchas ventajas en llevar parte de sus procesos transaccionales a través de esta tecnología. Vemos día a día esta necesidad que nos traen los clientes y estamos viendo excelentes resultados en proyectos de integración que llevamos adelante con muchos bancos y organismos, como por ejemplo Banco Macro en Argentina o Banco Davivienda en Colombia, entre otros”, comenta Leo Elduayen, CEO y Cofundador de Koibanx, compañía líder en innovación financiera a través de soluciones sobre tecnología blockchain.

Tres beneficios que aporta el blockchain al sistema bancario

La adopción de tecnología blockchain demostró ser un aliado de innovación para las instituciones financieras en todo el mundo, promoviendo en la industria la integración de nuevas funcionalidades y soluciones al core tradicional para promover la inclusión financiera.
El CEO de Koibanx, explica que la incorporación de la tecnología blockchain a la banca permite modernizar y potenciar su core para atender las demandas de los clientes, quienes ya están incorporando los servicios que ofrecen otras plataformas financieras. De esta manera, la ventaja de sumar software transaccional sobre blockchain y tokenización aporta los siguientes beneficios:
1- Eficiencia operativa. La integración de la tecnología blockchain a la infraestructura del sistema financiero (APIs al core bancario existente, cámaras de compensación, esquema de pagos y autorizaciones) permite a las entidades financieras diseñar e implementar nuevas soluciones financieras. Al automatizar y simplificar las transacciones financieras, los bancos pueden ahorrar tiempo y recursos, lo que a su vez se traduce en una mejor experiencia para los clientes e incluso la posibilidad de ofrecer nuevos productos a mercados que aún no han sido captados o que no están bancarizados.
2- Mayor seguridad. Los tokens son difíciles de falsificar o duplicar, lo que reduce el riesgo de fraude, robo de identidad y aumenta la protección de datos sensibles (como nombres de usuarios o números de tarjetas de crédito). La blockchain también proporciona un registro transparente de todas las transacciones, lo que puede mejorar la confianza entre las partes involucradas.
3- Dinamismo de la economía. Desde atomizar y programar la emisión de fiducias y sus reglas para ser liquidadas y suscriptas, hasta la tokenización de facturas de crédito o “documentos por cobrar” para permitir un crowdfunding del mismo de manera transparente y parametrizada.
En conclusión, la oportunidad y el momento de adoptar tecnologías disruptivas al segmento financiero ya está aquí. “Los bancos se definen cada vez más como participantes de un ecosistema en colaboración con las fintechs y no como compradores o clientes tradicionales de productos tecnológicos. Estos factores permiten un escenario en donde contar con un layer tecnológico que interopere, que transparente, que garantice la emisión y el manejo de diferentes activos sin alterar las relaciones de poder/competencia entre oferentes de productos financieros se convierte en algo cada vez más importante. No tengo dudas que blockchain y Web3 están ya siendo un pilar estratégico en la dinámica del sistema financiero y su estrategia para los próximos años, como también lo son identidad y data management”, concluyó Elduayen.

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *